26.3.15

Era bella

Era tan bella, la seguridad le brillaba en sus ojos y resonaba con cada paso.

El polvo pesa en sus hombros cual saco de tinieblas,
la angustia dobla sus rodillas cual piedra tropezante,
la desesperación recorre su cara cual lágrimas de mar llenas de sal,
el miedo la esconde cual sombra tejida sobre la superficie,
la desconfianza la amarra cual raíces secas con su último aliento,
así se pierde, se hunde en el total abandono de quien fue alguna vez y ha perdido.

Era hermosa y llenaba la habitación de luz y de colores, tantas quemas con su humo destiñeron su vitalidad y energía.
Así acaba. Así no debería.

No hay comentarios: