27.3.15

A veces, muchas veces...

A veces, muchas veces, sólo a veces quisiera salir corriendo...tener piernas con la fuerza y velocidad del correcaminos para irme lejos, no volver, desaparecer...llegar a un lugar desierto y gritar hasta secar cada lágrima.

Cómo duele la estupidez, la propia, la desinteresada que sin darse cuenta o siendo muy consciente en ocasiones, se da por otros al punto de dejar que le pateen y desechen. Maldita sea, antes por perra egoísta, ahora el problema es amar tanto; el problema es desear tanto el bien de los demás que me quedo de última. Ja! Jajajaja, ahora el puto problema es ser buena; más de lo que nadie se merece.

A veces, muchas veces quisiera dejar de ser como soy. Aprender de quienes mas cerquita tengo y ser una egoísta, que me valga el dolor o la preocupación de otros e interesarme sólo en mí y lo que quiero...pero luego me doy cuenta que sería alguien a quien detestaría tanto, quizá hasta un poco más que a la estúpida que se deja marchitar por poner primero a los demás.

No hay comentarios: