18.2.11

mE QueDé...

Me quedé esperando amanecer sobre tu pecho,
me quedé con ansias de un buenos días de tus labios,
me quedé deseando no terminar ese beso,
me quedé con la necesidad de tu cuerpo cerca del mío.


Tus besos y abrazos, los quiero a cada rato;
los suspiros q provocabas ahora tienen lágrimas,
tus caricias y miradas, los extraño constantemente;
la emoción q nacía en mi pecho se deshace en la noche.


Me quedé con ganas de sentirte mío y tuya,
me quedé con ganas de conocer como habría sido,
me quedé con ganas de poder quererte,
me quedé con ganas x cobarde, x no saber correr ni intentar luchar.

5 comentarios:

Néctar de lluvia dijo...

Bueno quedarse con ganas de algo que has idealizado es horrible. Más vale no pensarlo mucho que te pones triste y un poco rabiosa incluso!

Un abrazo preciosidad.

Verbo... dijo...

Yo también extraño... y me quedé pendiente... se quedaron pendientes, varias cosas, varios momentos...

Besos.

Siberia dijo...

Siempre se queda algo en el tintero. A veces pocas cosas, a veces muchas. Pero tienes el resto de tu vida para probarlas en otro sitio, en otra parte. Quien sabe en dónde y con quien te encontrarás.

Un beso

Palas dijo...

Wow quede encantada con tu blog!!!

Sin duda todos pasamos x ese momento donde nos dejaron con las ganas de seguir ese beso... De ese buenos días en la cama... De amanecer en su pecho... Pero... Nosotras también hemos dejado a alguien con esas ganas...

Exc blog!!!! Saludos, Palas

Be dijo...

Néctar de lluvia: Tienes razón linda, pensarlo es más frustrante aún!


Verbo...: Justamente eso, muchos momentos...


Siberia: Puede ser amiga, quedó el sin sabor de no saber como era con él...y eso todavía me desanima.


Palas: Así es, creo q todas lo hemos hecho también. Q ironías nos presenta la vida no? Bienvenida, pasa cuando gustes ;)